¿Cómo apoyar a un niño a prepararse para un examen?

Cuando un niño se enfrenta a un examen va a sufrir por el estrés, la ansiedad o el miedo al fracaso por no poder reflejar lo que realmente sabe. De acuerdo con la Universidad de Illinois, los pequeños pueden llegar a convencerse de que fallarán en sus respuestas o tener nerviosismo ante un resultado adverso.

¿Cómo ayudar a los niños para que no se sientan atemorizados y obtengan una calificación satisfactoria? El camino empieza días antes de la prueba.

Acaba con el miedo al examen

Los profesores avisan su calendario de exámenes y desde que se saben las fechas se debe prestar atención en el niño. Para ello se puede comenzar por elaborar un ensayo con las posibles preguntas de la prueba.

Una acción que se destaca es realizar técnicas de relajación, como hacer que cierre los ojos y se visualice a sí mismo haciendo la prueba. Hay que repetir este acto hasta que se calme la ansiedad.

Descarta un problema de aprendizaje

Según el estudio anual “Educación para Todos” de la Unesco, algunos niños y jóvenes no aprenden igual que otros debido a problemas emocionales –depresión, ansiedad, miedos y fobias, trastornos del sueño, relacionales o de alimentación entre otros–, hasta las neurológicas como dislexia, discalculia –problemas en el aprendizaje de las matemáticas– o trastornos del desarrollo, pasando por alteraciones de la conducta. Para detectar y tratar lo anterior se recomienda pedir ayuda de un profesional que determine qué tipo de tratamiento se deberá seguir y actuar de inmediato.

Pon atención al tiempo de estudio

Mientras más pequeños son los niños, menos tiempo de enfoque tienen. La Universidad de Illinois marca los minutos que pueden mentalizarse en una sola cosa, de acuerdo con su edad:

  • Un niño de primer y segundo grado puede trabajar hasta 15 minutos sin interrupción.
  • En tercer o cuarto grado, hasta 20 minutos.
  • Cuando pasan a quinto o sexto, media hora es el tiempo ideal.

Motívalo con juegos y música

Actualmente existen diversos métodos alternativos de aprendizaje (aplicaciones, rompecabezas, canciones, etc.) avalados por expertos y muy atractivos para los más pequeños. Por ejemplo, si tu hijo tiene examen de inglés cada dos meses puedes preguntarle a su maestra cuál es el contenido que verán en clase, buscar un material didáctico relacionado y dedicar unas horas a la semana para ello. No esperes que tu hijo aprenda en una semana lo que pudo haber aprendido en dos meses. Ayúdalo a destacar.

Respáldalo pase lo que pase

La infancia es un periodo de riesgos y peligros, pero también de posibilidades inmensas. Es el periodo crucial en que los niños adquieren actitudes positivas hacia el aprendizaje y el deseo de participar en el mundo, por lo que la calificación de un examen no debe condicionar su desarrollo.

No repasen el día del examen

Evita repasar lo estudiado el día del examen. El escritor especialista en temas de pedagogía, Fernando Alberca, señala que al recordar los conocimientos lo único que generará será ansiedad y estrés, por lo que nada de lo hecho anteriormente podrá servir.

 Quizá te interese: ¿Cómo impulsar el desarrollo de tus hijos en cuatro sencillos pasos?


Además, recuerda que también puedes estimular el desarrollo mental y físico de tus pequeños con Bedoyecta Pediátrica. Si te interesa recibir más contenidos como este, no dudes en suscribirte a nuestro blog y recibe nuestros contenidos más recientes.

Descarga las recetas de 5 jugos saludables para toda la semana

Descarga Videos de Rutina de Ejercicios en Casa para hombre y mujeres

¿Cómo empezar tu día

con energía y actitud?

Ver guía

¡Síguenos!